Historias de algunas (y algunos) valientes

Viviana Saccone y Santiago García Rosa, como si en el amor se pudiera elegir

Anda Argentina revolucionada desde que salió a la luz, hace tres meses, la historia de amor entre Viviana Saccone y Santiago García Rosa, que es 25 años más joven que ella. Pero no sólo por la diferencia de edad (47 y 22, respectivamente), sino por la personalidad de la actriz. Saccone, que lleva trabajando desde los 20 años y tiene entre sus mayores éxitos la telenovela Montecristo, es una seria profesional que jamás ha sido carne de escándalo. A los 34 se unió a Federico Palazzo, padre de sus hijas Alegra y Serena. Seis años más tarde se separó y luego fue pareja del compositor Mauro García Barbe. Hasta hace bien poco.

Fue el pasado diciembre cuando estrenó la obra Testosterona, y allí, una vez acabada la representación, se vio a Viviana y Santiago dándose un apasionado beso. Sin vergüenza alguna pero también sin alharacas. Los periodistas tiraron del hilo y así se supo que la pareja llevaba un tiempo mandándose mensajes de amor a través de las redes sociales y, sobre todo, que él era el joven que hace casi tres años había interpretado a su hijo sobre los escenarios, cuando  tenía 19 años. En un país donde grandes estrellas como Nacha Guevara o Carmen Barbieri han tenido relaciones con hombres más jóvenes, esta historia de amor ha despertado insólita expectación. Revistas, programas de televisión y redes sociales no han dejado de hablar de ella, para bien y para mal, y en todo este tiempo los enamorados no han dicho esta boca es mía.

Y así, mientras el país se divide en encendidos debates a favor y en contra de la actriz de Paisito, algunos tan interesantes como el de la cadena de televisión c5n, en el que Marcela Tauro afirma que a los jóvenes les gustan las mujeres maduras porque las encuentran más femeninas, muchos recordamos que la Saccone se ha definido siempre como una mujer sin miedo al riesgo, en lo profesional y en lo personal. Ya hace tiempo, mucho antes de tener esta relación, declaró en la revista Gente que ella hace siempre “lo que siente” y que le gusta “vivir el amor a pleno. Si vamos, vamos”. La actriz, a quien nadie puede negarle clase y personalidad, decía entonces que se identificaba con una frase de Rayuela, la famosa novela de Julio Cortázar: Como si se pudiese elegir en el amor, como si no fuera un rayo que te parte los huesos y te deja estaqueado en la mitad del patio. Y de pronto caigo en que son casi las mismas palabras que dijo hace poco Ralph Fiennes, que estuvo casado 12 años con una actriz 17 años mayor que él, Francesca Annis.

Me gusta esta mujer que no esconde su amor pero tampoco lo exhibe; que públicamente no ha dicho nada, absolutamente nada, sobre él (las frases que circulan por ahí no tienen valor: están sacadas de contexto). Y a todos los que andan preocupados por lo que pueda durar  yo les recordaría que hoy nada garantiza que una historia dure y, sobre todo, les recomendaría que echaran un vistazo a la inteligente frase que Viviana tiene en su biografía de Twitter: “Todo lo que soy lo construyo hoy”.

http://cdn01.ts.infobae.com/adjuntos/164/imagenes/012/096/0012096664.jpg – Portada

 

Compartiendo

Lola Ce
Lola Ce

7 Comemtarios

  1. Fuerte la historia, ¿eh? No creo que esté siendo fácil para ninguno de ellos.

  2. Me gusta. Seguro que algunos (muchos) dirán que lo de esta señora es cosa de la crisis de la mediana edad…pero yo sólo pienso que olé por ella, con un par. Si sumásemos muchas historias como ésta a lo mejor nos cargábamos nuestro machista paradigma cultural. Ayyy por soñar que no quede…

    • Es una mujer que ha puesto el amor por encima de muchas otras cosas. Es una romántica de verdad, de las que está dispuesta a todo por defender su amor. Y en cuanto a lo otro… torres más altas han caído, ¿no? 🙂 Gracias.

  3. Enhorabuena a los dos. A ella por supuesto, pero a él también.

  4. ¿Aún siguen juntos? Lo sabes, Lola?

  5. Olé por Viviana. Gran actriz, mejor mujer. ¿Qué hombre no estaría loco por una hembra así?

Deja un comentario


*

catorce − 10 =

SUSCRÍBETE

¿Quieres recibir en tu correo notificaciones cuando publiquemos artículos nuevos?

Escribe tu dirección aquí: