Historias de algunas (y algunos) valientes

Una verdadera Mrs. Robinson

A veces, ya se sabe, la realidad es menos verosímil que la ficción. Si un guionista se inventara en una serie, por ejemplo, a una todopoderosa mujer que pone los cuernos a su marido y le diera por llamarla Mrs. Robinson, los compañeros le preguntarían qué se había tomado. Así, sin componendas. Pero hete aquí que en 2010 saltó a la prensa irlandesa, y después a la mundial, un escándalo político-amoroso protagonizado por una mujer madura y su joven amante. Y que ella se llamaba ¡Mrs. Robinson! Como la de la canción de Simon & Garfunkel, como la de la peli de la que ésta fue emblema: El graduado. Como el personaje-homenaje de 50 sombras de Grey (muy original la escritora, por cierto).

El asunto tenía enjundia porque ella era, además de la esposa del Primer Ministro de Irlanda de Norte, el integrista protestante Peter Robinson, asesora y diputada de la Asamblea de Stormont y del Parlamento de Westminster. Vamos, que lo que se dice anónima, anónima, no era Iris Robinson. De hecho, como primera dama del Ulster había dado la nota al declarar públicamente: “La homosexualidad es una aberración “, y eso la misma semana que se había producido un violento ataque homófobo. Porque ella se consideraba un modelo de conducta y como tal se hartaba de criticar a todo el que se saliera de su integrista manera de ver la vida, que para eso ella era la virtud misma.

Hasta que un día salió a la luz no solo que durante dos años había tenido un amante 38 años más joven que ella –ella 57 y él 19 cuando comenzaron- sino que había utilizado su puesto y sus influencias para conseguirle al chico un local para un negocio y hasta dos inversores que pusieron 50.000 libras y de las cuales ella se quedó con 10.000 para unos gastos. La dimisión de marido y mujer no se hizo esperar. Ella por tráfico de influencias; él, por no querer o no saber. Sus vidas salieron a la luz y así se supo que el chico era hijo del carnicero de toda la vida de ella, Mr. McCambley; que cuando éste enfermó, en su lecho de muerte le hizo prometer a Mrs Robinson que cuidaría de Kirk, entonces un adolescente. (No, no os cuento lo que dijo la prensa sobre tan fraternal amistad). Pero lo más triste de todo es que, cuando el affaire se conoció, los amantes ya habían roto. Y que si la señora se hubiera llamado de cualquier otra forma (su apellido de soltera, mismamente), el eco de la noticia habría sido infinitamente menor, porque oír el nombre y hacer el chiste era casi inevitable. O si hubiera sido de España, por ejemplo, país donde la mujer conserva su apellido toda la vida, que para algo es suyo y no lo pierde por nada ni por nadie.

Compartiendo

jesusrojas

Un Comentario

  1. No escribo a propósito de este post sino por el tema del blog. Tuve una relación de cuatro años con un chico tres años más joven que yo. Nos machacaron por activa y pasiva. Cuando comenzamos yo tenía 20 y me sentía muy presionada por el entorno. Por muchas circunstancias, con todo en contra, aquello fracasó. Le quise muchísimo. Quedé tan lacerada que no volvería a repetir la experiencia. Tengo 39 años y aunque ahora un hombre de 36 no sería nada del otro jueves lo vivido, que fue durísimo, ha hecho que mire a los hombres más jóvenes de forma fraternal. Los descarto completamente. En mi entorno la gente es muy carca para esto. Me llama la atención que se acepte entre mi gente plenamente la homosexualidad y esto de que la mujer sea mayor que el hombre sea visto con tanto prejuicio.

Deja un comentario


*

cuatro × cinco =

peuterey outlet online peuterey outlet online peuterey outlet online peuterey outlet online peuterey outlet online woolrich outlet online woolrich outlet online woolrich outlet online woolrich outlet online woolrich outlet online doudoune parajumpers pas cher doudoune parajumpers pas cher doudoune parajumpers pas cher doudoune parajumpers pas cher doudoune parajumpers pas cher golden goose outlet golden goose outlet golden goose outlet golden goose outlet golden goose outlet
SUSCRÍBETE

¿Quieres recibir en tu correo notificaciones cuando publiquemos artículos nuevos?

Escribe tu dirección aquí: