Historias de algunas (y algunos) valientes

“The Big Bang Theory” y una situación graciosa

Todo está en este capítulo, El factor benefactor, a tono con el espíritu de la serie: muchas risas, buenos diálogos y humor blanco, que hay que contentar a todos e hilar fino. Se trata de una noche, una sola noche, que Leonard pasa con una mujer bastante mayor que él. ¿La pasa por propia voluntad? Sí pero no. ¿Le atrae la adinerada dama? No pero sí. Me explico: En la Universidad se monta un evento para atraer fondos. Es una práctica común en Estados Unidos, donde las facultades dependen de las donaciones de la gente adinerada. Se trata de convencer a los posibles para que suelten la pasta, de hacerles ver que sus dólares son necesarios para la mejora de un departamento o la compra de un caro equipo, todo entre “animadas” charlas de cóctel.

Entonces aparece una rica dama, cercana a los sesenta, que se encapricha de Leonard y se las sabe todas. La situación provoca la hilaridad de sus compañeros y de su vecina, Penny, que entonces no era más que eso (el capítulo es de la cuarta temporada). Pero Leonard jura y perjura que jamás se “sacrificará” por su departamento, que la tal señora no tiene nada que hacer con él. Acepta cenar con ella sólo para decirle esto y todo va bien. Ella ha decidido ya que donará una importante cantidad, así que no hay de qué preocuparse. ¿O sí? Porque la dama logra seducir a Leonard con su mejor artillería verbal (traducido: “No sabes lo buenísima que soy en ciertos temas”) y éste se queda con ella para comprobarlo.

¿Está jugando con tópicos The Big Bang Theory en este capítulo? Sí, claro. Y en el caso de la mujer madura y el hombre joven está en consonancia con el resto de la serie. No iban a desaprovechar la oportunidad de echarse unas risas porque, claro, la posibilidad de que simplemente se enrollaran porque les apetece está descartada, como bien sugiere el irónico comentario final del rector (“Si, todos decimos lo mismo”). ¿Es para cabrearse? No. Yo misma me reí cuando lo vi por primera vez, porque su humor funciona bien, como el de toda la serie, que está trabajada al dedillo, minuciosamente. Eso es lo malo, que yo misma me reí. Y que, como tantos que lo hemos visto, hemos interiorizado una vez más que hay situaciones muy pero que muy graciosas, a la par que vemos en las noticias, por ejemplo, que el gran actor José Sacristán cumple 80 años y sale en pantalla con su mujer, Amparo Pascual, unos 30 años menor que él, como la cosa más natural del mundo.

Créditos: www.canaltnt.es/

Compartiendo

Lola Ce
Lola Ce

Deja un comentario


*

cuatro × cuatro =

peuterey outlet online peuterey outlet online peuterey outlet online peuterey outlet online peuterey outlet online woolrich outlet online woolrich outlet online woolrich outlet online woolrich outlet online woolrich outlet online doudoune parajumpers pas cher doudoune parajumpers pas cher doudoune parajumpers pas cher doudoune parajumpers pas cher doudoune parajumpers pas cher golden goose outlet golden goose outlet golden goose outlet golden goose outlet golden goose outlet
SUSCRÍBETE

¿Quieres recibir en tu correo notificaciones cuando publiquemos artículos nuevos?

Escribe tu dirección aquí: