Historias de algunas (y algunos) valientes

Testimonio de María: “Es la primera vez que me siento vieja”

Esto es lo que ha escrito María y que he ilustrado con una imagen de uno de los primeros post, el dedicado a la película The last picture show. ¿Y vosotr@s qué pensáis?

“Pues mi historia es la siguiente. Divorciada después de 17 años de relación, dos hijos de diez y cuatro y me encuentro con un chico de 31. Empezamos a llevarnos bien hasta que las conversaciones fueron a más y nos liamos. Ese lío creí yo que quedaría ahí…. Sin embargo siguió. De tal manera que llevamos casi un año viéndonos siempre que podemos que es muy a menudo. Hemos pasado semanas juntos conviviendo.

¿Problema? Es la primera vez que me siento vieja y me empiezo a fijar en la edad que aparenta la gente a mi alrededor. Un día coincidimos con una pareja amiga suya y lo llevé muy mal… Pensé q él se avergonzaría y q sus amigos estarían pensando ¿Q hace este con esta señora? Bufff, q mal lo pasé. Por otro lado tiene mucha más energía que yo y tengo miedo que eso le aburra. Está acostumbrado a viajar y salir mucho. Yo esa vida ya no la quiero. Conoció a mis hijos hace poco y muy bien, sin embargo no quiso venir con nosotros tres días de viaje. Dijo que era mejor que fuésemos a nuestro aire.

Eso sí, nos llamamos todos los días aunque nos veamos. Pero hay cosas que no me cuadran. Hace nada hablamos de qué éramos el uno para el otro porque no sabíamos si éramos rollo o pareja. Y después de esa conversación sigo sin tenerlo claro, aunque nos comportamos como pareja nunca hablamos abiertamente. Yo no sé si duda o si lo tiene claro. Otro tema que me aterra es tener hijos si la cosa va muy bien en un futuro, ya que él es muy de niños y yo por edad no voy a tener más …. No sé. Veo todo muy complicado para que llegue a funcionar. Y si no funciona quiero q acabe ya”.

 

Compartiendo

Testimonios

4 Comemtarios

  1. No te falta razón. Todas hemos sentido alguna vez eso.

  2. Escribo aquí porque ando perdida… Necesito ayuda. Tengo 42 años, divorciada, dos niños. He tenido una cita con un hombre siete años y tres meses más joven que yo. Me besó y yo le seguí. Nos besamos mucho, de hecho. No pasó más. Creo que es una locura, que nada va a salir de ahí. Yo herida y no quiero. Me gustó cómo me miraba, fue una velada maravillosa. Pero no iríamos a ninguna parte. Me gusta mucho y no entiendo cómo ha podido pasarme esto. Supongo que no volverá a llamar y se me acabará pasando.

    Quema un poco. Lo que sucede es que hacía tiempo que no me sentía tan bien… Deseada, respetada al tiempo… Me siento ridícula.

  3. Seis días después vuelvo a escribir. Me ha desechado, tal cual. Y sí, la edad pesa; yo no quiero tener más hijos, menuda locura, y él aún es joven y no lo descarta. Yo no sé qué sería de la María de la historia. Pero en el caso de mujeres con hijos no podemos permitirnos el lujo de pillarnos por chicos más jóvenes que no descartan ser padres. Es una locura y las que podemos acabar sufriendo somos nosotras.

Deja un comentario

dieciseis − 6 =

*

SUSCRÍBETE

¿Quieres recibir en tu correo notificaciones cuando publiquemos artículos nuevos?

Escribe tu dirección aquí:


Al pulsar ENVIAR declaro haber aceptado expresamente nuestra Declaración de Privacidad