Mira que se lo tengo dicho: A mí, sorpresas, las menos. Quiero decir: si me regala un libro de repente o me dice: «Quiero que conozcas este restaurante tan coqueto», pues yo, encantada, claro. Pero eso de que suene el...