Él es Renato y llegó a mi vida para que yo, como dice su nombre, RENACIERA Siempre he sido jovial, amable, ocurrente, de esas mujeres buenas y “güenas”. Desde los 18 años he tenido enamorados, novios, pololos (como se...