Supe de la novela Blitz, de David Trueba (ed. Anagrama), por una entrevista en la que decía: “Parece que el sexo con una mujer madura estuviera proscrito”. Me temí lo peor, aunque me dije a mí misma que no...