Vuelvo de las vacaciones con una sorpresa enviada por una lectora, Laura P., gran amante de la copla y en especial de Doña Concha Piquer. Ella cuenta que esta querencia la heredó de su abuela, quien “se ponía en...