Que me perdonen los puristas del séptimo arte por atreverme a usar la inolvidable película de Zulawski para titular este post, pero es que es lo primero que me viene a la cabeza cuando veo a Cesc Fàbregas y...