Se llamaba Alexander y era el hijo mayor del armador griego Aristóteles Onassis. Como millonario que era, podría haber salido con algunas de las numerosas jovencitas que, seguro, se le pusieron a tiro en más de una ocasión. Pero...