De vez en cuando ocurre. Un día caminando sola por la calle, o en ese semáforo de la esquina, te descubres haciendo las mismas cuentas: “Si yo ahora tengo 39 y él tiene 28, cuando yo tenga 47, por...