Cuando alguien nombra a Joan Collins le viene a la cabeza automáticamente una imagen: la de la villana Alexis Carrington. Pero no nos equivoquemos, que Joan ha sido más que eso: trabajó en Hollywood, se codeó con Paul Newman...