Historias de algunas (y algunos) valientes

Sonia Braga y Sidney Sampaio: al final, la soledad

La más internacional de las actrices brasileñas, Sonia Braga, que está de plena actualidad por su papel protagonista en la película Aquarius (Doña Clara), vivió un intenso amor allá por 2007 con Sidney Sampaio, 30 años menor que ella. Él era su compañero de reparto en la telenovela Páginas da vida y tenía novia cuando empezó el rodaje, pero, solo unos meses después, su amor por la sensual actriz se antepuso a todo. “Estoy planteándome la posibilidad de casarme”, dijo entonces una enamorada Sonia Braga, eterna protagonista de El beso de la mujer araña y, sobre todo, de Doña Flor y sus dos maridos (por cierto que en ésta, y pese a la época, se regalaba algún plano muy sugerente de José Wilker -Vadinho, el marido guapo-, algo impensable en el cine de Hollywood).

Tenía que ser serio lo de Sonia Braga y Sidney Sampaio, porque la actriz jamás había hablado así ni siquiera de Robert Redford, su pareja durante varios años. Pero fue decirlo y empezar a torcerse el romance. Apenas un par de meses después, coincidiendo con el final de la telenovela en la que trabajaban, ambos se fotografiaban en la fiesta fin de rodaje “como amigos”. No sé lo que pasó entre ellos, pero sí que desde entonces, cada vez que entrevistan a la actriz se saca a colación que está sola, que no tiene pareja (no solo lo sacan a colación, es que el asunto suele ocupar la mitad del texto). Como si eso fuera relevante. Como si eso ocupara las entrevistas que le hacen a cualquier actor maduro.

Recuerdo una entrevista a la gran actriz mexicana Verónica Castro, la de Los ricos también lloran, en un famoso periódico español. Uno de los destacados de la misma decía: “Convertida en diva catódica, sola y con 62 años, vuelve a escena”. Dentro, lo que más parecía preocupar al redactor que la hizo era cómo una mujer como ella podía estar sola y, lo peor, hablaba del tema como si eso fuera algo malo, una suerte de fracaso vital. Ya entonces me indigné cuando la leí, como me he indignado cuando he leído la mayoría de las entrevistas que le han hecho a Sonia Braga a propósito de Doña Clara (cierto es que en la película vive sola, pero no recuerdo una sola vez en mi vida en que, al hablar con cualquier actor, se le haya dicho: “Su personaje vive solo, y usted también, ¿cómo lo lleva?). Menos mal que ella no solo pasa del tema, sino que aprovecha para decir cosas como “Estar sin pareja no es soledad” o Nunca me casé y no llamo al tiempo de estar sin nadie soledad, le llamo mi tiempo”. Ole por Sonia.

 

Créditos fotos: http://www.avalon.me/,  http://paginasdevida.blogs.sapo.pt y http://virgula.uol.com.br/

Compartiendo

Lola Ce
Lola Ce

Un Comentario

  1. Si estamos sin pareja se nos mira con lástima… Cuánto prejuicio, es agotador lidiar con todos. Si cambias a menudo de pareja ‘promiscua’ es lo más suave que te vas a llevar… Y suma y sigue.

Deja un comentario


*

5 + uno =

peuterey outlet online peuterey outlet online peuterey outlet online peuterey outlet online peuterey outlet online woolrich outlet online woolrich outlet online woolrich outlet online woolrich outlet online woolrich outlet online doudoune parajumpers pas cher doudoune parajumpers pas cher doudoune parajumpers pas cher doudoune parajumpers pas cher doudoune parajumpers pas cher golden goose outlet golden goose outlet golden goose outlet golden goose outlet golden goose outlet
SUSCRÍBETE

¿Quieres recibir en tu correo notificaciones cuando publiquemos artículos nuevos?

Escribe tu dirección aquí: