Historias de algunas (y algunos) valientes

Rupert Friend, el afortunado hombre elegido por Aimee Mullins

Que a Aimee Mullins le parezca una tontería los cinco años que le saca al actor Rupert Friend, con quien se acaba de comprometer, es absolutamente normal. Cuando un@ no tiene piernas, las preocupaciones de la gente corriente deben de antojarse absurdas. Y es que la atleta norteamericana, que cuando tenía un año sufrió la amputación de sus dos piernas –un caso muy parecido al de Oscar Pistorius- lleva toda la vida superando obstáculos.

aimee_mullins interior

Modelo, actriz y conferenciante, Aimee, de 38 años, es una bellísima mujer llena de determinación. Ha desfilado para diseñadores como Alexander McQueen y en 1996 participó en los Juegos Paralímpicos de Atlanta, donde consiguió batir dos récords. Son famosas las palabras que dijo cuando alguien le comentó que le producía tristeza que no tuviera piernas: “La verdad es que tengo varios pares; en concreto, 12”, respondió con su peculiar sentido del humor. También lo que dijo cuando, en 2011, fue elegida embajadora de la firma de cosméticos L’Oréal Paris: “La belleza es la expresión personal de la identidad de uno mismo, y cada uno recrea esa identidad a lo largo del ciclo vital”, respondió a la entrevistadora.

2013 Creative Arts Emmy Awards - Arrivals

Con esas credenciales, es fácil imaginar que el actor de Homeland y Chéri, a quien muchos descubrimos en Orgullo y Prejuicio, se sintiera atraído e impresionado por ella cuando la conoció, a finales de 2013. Cuentan sus amigos que nunca le habían visto tan enamorado, ni siquiera en los tiempos de su largo noviazgo con Keira Knightley, con quien rompió en 2011. Enamorado y orgulloso, recientemente hizo público el compromiso oficial con la atleta. Yo miro a Aimee en estas fotos y pienso en Irene Villa, otra admirable mujer, otra fuerza de la naturaleza a la que su marido, el guapo Juan Pablo Lauro, suele mirar con tanto arrobo como Rupert a Aimee, sabedores de que son los afortunados hombres que ellas aman.

http://www.gettyimages.es/detail/fotograf%C3%ADa-de-noticias/actor-rupert-friend-and-aimee-mullins-attend-fotograf%C3%ADa-de-noticias/180691997 – Portada

http://www.funfolks.net/taekwondo/aimee_mullins.jpg – Interior

http://cache3.asset-cache.net/gc/180691997-actor-rupert-friend-and-aimee-mullins-attend-gettyimages.jpg?v=1&c=IWSAsset&k=2&d=GkZZ8bf5zL1ZiijUmxa7QaLFnnfiLnsSKHJQ%2BCOWTECPecjSvSTahYkay%2FTt71Me – Interior

Compartiendo

Lola Ce
Lola Ce

8 Comemtarios

  1. Ni sin piernas ni con ellas…¿qué más da la edad cuando los dos estàn enamorados y convencidos, más a gustos que un arbusto? 🙂

  2. Sí, más por lo de las piernas que por la edad, porque cinco años es poco, pero todavía parece que tener una discapacidad de cualquier tipo también suponga una incapacidad a la hora de relacionarse. Además , está muy bien que alguien demuestre que no hace falta un físico perfecto para enamorar a alguien.

  3. Lo siento, esto va un poco fuera de lugar, pero es que no sé dónde colocarlo. Me he quedado alucinada (y asqueada) con este titular. A ver si alguna se anima a dejar un comentario en el foro, el mío lo han censurado.

    http://www.elmundo.es/loc/2015/02/21/54e79a23268e3e5e158b4570.html

    • Me parece vergonzoso. Claro que el texto está en consonancia con el titular. Pues no va y dice el autor en un momento dado: “No estaba muerta, que estaba de parranda”??? O se pone a hablar de si en una película se le vio o se le dejó de ver su sexo pelirrojo??? Yo lo acabo de poner en twitter. Gracias por comentarlo.

      • Lo más sangrante es que no pase nada, que le falten el respeto de esa manera a las mujeres y que casi nadie se queje. El machismo de esta sociedad es muy peligroso porque estamos tan convencidos de ser guays y modernos que no vemos la porquería aunque la tengamos delante.

  4. Aplaudo el amor y me encanta ver que hay personas que luchan contra todos los prejuicios sociales y disfrutan ajenos de éste sentimiento tan bonito … y respecto al artículo .. en cuanto he leído el titular sabía que había sido un hombre el que se había estrujado el coco para poner ese ingenioso titular…

Deja un comentario


*

catorce − catorce =

SUSCRÍBETE

¿Quieres recibir en tu correo notificaciones cuando publiquemos artículos nuevos?

Escribe tu dirección aquí: