Historias de algunas (y algunos) valientes

Raymond Chandler y Cissy Pascal, cuando un hombre ama a una mujer

Raymond Chandler, creador de uno de los detectives más famosos de la novela negra, el duro y cínico Philip Marlowe, tenía algunas cosas en común con su famoso personaje (el gusto por la bebida, principalmente), pero si éste era básicamente un solitario, Chandler, en cambio, estuvo casado 30 años con Cissy Pascal, de la que estuvo perdidamente enamorado.

raymondCuando se conocieron, ella era una mujer casada que tenía 18 años más que él (sí, 18, y en los años veinte del siglo pasado). Él, por lo visto, aún era un pipiolo para ciertos asuntos, aunque ya le había dado tiempo a luchar en la Primera Guerra Mundial y a vivir entre Inglaterra y Estados Unidos en diferentes etapas de su vida. Entonces ya estaba en Los Ángeles viviendo con su madre, una mujer que nunca superó el abandono de su marido y que se opuso tenazmente a la relación entre Cissy y Ray. Lo único que logró, sin embargo, es que estos esperaran a casarse y lo hicieran inmediatamente después de su muerte, en 1924. Para entonces, él tenía 36 años y ella 54.

De su relación no se sabe demasiado, pese a existir un par de biografías sobre él y hasta el libro de una autora que se dedicó a visitar, uno por uno, los más de 30 hogares en los que vivió la pareja, todos en los alrededores de Los Ángeles. Parece que, con tanto viaje, no les daba tiempo a socializar demasiado y su unión era lo más inalterable que tenían (además de su colección de animalitos de cristal). También que, estuvieran donde estuvieran, siempre tomaban el té juntos y escuchaban música clásica todas las noches, según recuerda Pico Iyer en El Malpensante.com. Dicho lo cual, toca hablar de la otra cara de la relación, y es que Raymond Chandler, en el más puro estilo macho ibérico, gustaba de las faldas tanto como del whisky, lo cual le causó numerosos problemas (entre ellos ser despedido, a los 44 años, de la petrolera para la que trabajaba). Pero cuando un hombre ama a una mujer, como decía una película… puede pasar de todo. En el caso que nos ocupa, Cissy murió 30 años después de la boda y el escritor cayó en una profunda depresión e incluso intentó suicidarse dos veces. El autor de novelas como El sueño eterno o El largo adiós no lo consiguió. Aún seguiría escribiendo sus afilados diálogos durante cinco años.

Compartiendo

Lola Ce
Lola Ce

6 Comemtarios

  1. Esas madres metomentodos que no saben otra cosa que j.

  2. De qué le serviría a ella meterse tanto entre su hijo y su nuera.

  3. Maite C. Martín Responder a Maite

    A mí leer estas historias me encanta. Sobre todo cuando son ellos los que mueren de amor. Gracias por traérnoslas, Lola.

  4. Siempre admiré a este escritor. Yo creo que la relación que tenía con su mujer era la clásica de dependencia.

Deja un comentario


*

Ocho − cuatro =

peuterey outlet online peuterey outlet online peuterey outlet online peuterey outlet online peuterey outlet online woolrich outlet online woolrich outlet online woolrich outlet online woolrich outlet online woolrich outlet online doudoune parajumpers pas cher doudoune parajumpers pas cher doudoune parajumpers pas cher doudoune parajumpers pas cher doudoune parajumpers pas cher golden goose outlet golden goose outlet golden goose outlet golden goose outlet golden goose outlet
SUSCRÍBETE

¿Quieres recibir en tu correo notificaciones cuando publiquemos artículos nuevos?

Escribe tu dirección aquí: