Historias de algunas (y algunos) valientes

Mi chico se presenta en casa de improviso

Mira que se lo tengo dicho: A mí, sorpresas, las menos. Quiero decir: si me regala un libro de repente o me dice: “Quiero que conozcas este restaurante tan coqueto”, pues yo, encantada, claro. Pero eso de que suene el telefonillo del portero automático un sábado por la mañana, por ejemplo, y me diga: “Sorpresa, he vuelto del viaje antes”, como que no. Porque, a ver: una quiere estar esplendorosa siempre, y eso incluye que no me vea en bata o luchando con el bote de la BB Cream (no sé que me pasa con algunos envases, que se me resisten).

Como decía Monica Bellucci cuando claramente estaba casada con Vincent Cassel (ahora, con tanto ir y venir, ya no sé ni lo que son), me gusta que todavía no vivamos juntos, porque así cuando nos vemos es una fiesta y además disfrutamos de los preparativos. De modo que si me pilla con turbante, recién salida de la ducha, no me queda otra que decirle por el telefonillo cualquier mentira piadosa para que no suba todavía.

Pero entonces surge otro problema: miro horrorizada alrededor y constato que el desorden campa a sus anchas. Y entonces me transformo, cual Alien doméstico. No sé qué me pasa, que todo mi bagaje de mujer profesional pasa a un segundo plano y, casi sin pensarlo, me planto los guantes y me armo de aspiradora y trapos para dejarlo todo bonito, hasta que de repente espabilo y pienso: ¿Qué c. estoy haciendo?

Y me acuerdo de un libro en el que a alguien le pasaba algo parecido cada vez que salía con un hombre, y pienso: estoy segura de que eso no le ocurre a una chica de 20 años, de que una chica más joven no se ha criado con mad

res de profesión sus labores o con abuelas que decían aquello de “hay que salir de casa siempre con las bragas limpias, no sea que tengas una accidente y te las vea el médico”.

Entonces me quito los guantes y dejo la aspiradora quieta, en su armario, y con el potingue en la cara y todo llamo a mi chico y le digo: “Hoy quiero que me veas con turbante”.

http://www.estarguapas.com/13908-monica-bellucci-con-nuevo-novio-tras-la-separacion-de-vincent-cassel?p=4 – Portada

Lola Ce
Lola Ce

2 Comemtarios

  1. Lula

    La primera vez que te ve con el turbante tiene su morbo. El truco está en llevar turbante y mascarilla y parecer glamurosa. Siempre pienso en esas espléndidas mujeres del cine neorrealista italiano en combinación, turbante y haciendo “sus labores” mientras escuchan la radio a todo volumen.
    ¿Nos da morbo verlos a ellos en frente de la tele concentrados en el fútbol, espatarrados y en ropa interior? No recuerdo ninguna imagen con un hombre así que me haya parecido sofisticada. Así que cuidado en ir a verlo a él por sorpresa.

    • Lola Ce Lola Ce

      Pues tienes razón, yo tampoco recuerdo ninguna; todo lo que me viene a la cabeza es Marlon Brando con la camiseta de “Un tranvía llamado deseo” o Steve McQueen en traje de baño -hay numerosas fotos-, pero eso es otra historia, claro 😉

SUSCRÍBETE

¿Quieres recibir en tu correo notificaciones cuando publiquemos artículos nuevos?

Escribe tu dirección aquí:


Al pulsar ENVIAR declaro haber aceptado expresamente nuestra Declaración de Privacidad