Historias de algunas (y algunos) valientes

‘La belleza de las cosas’ o un instante de felicidad

El mundo está bien hecho, decía Jorge Guillén en un poema. Eso es lo que siente en algún momento el adolescente protagonista de La belleza de las cosas, firmada por el sueco Bo Widerberg. A descubrirlo le ayuda su profesora (un clásico, aunque no tanto como las historias de alumnas que beben los vientos por su profesor).

Punto uno: él ronda los 15 y ella los treinta y muchos. Punto dos: ella está casada. Aquí no hay amor, o no mucho, aunque sí escenas memorables como una en la que él, cuando nadie le ve, besa la silla en la que se ha sentado su futura amante unos minutos antes. Lo de ella, en cambio, es servirse del chico para su uso y disfrute, o para cubrir los huecos emocionales que le provoca un marido ausente y alcohólico. Cuando él vaya madurando y probando el sexo con una igual y, sobre todo, cuando por circunstancias vaya haciéndose poco a poco amigo del marido de la profesora, se irá alejando de ella, una mujer que no es de las que aceptan muy bien un no por respuesta.

">La_belleza_de_las_cosas

La cinta se llevó el Oso de Plata en el Festival de Berlín y estuvo nominada a los Oscar a la Mejor película extranjera en 1996. Hay quienes no entendieron el final, en el que el joven Stig, que ha visto cómo la maestra ha abusado de su poder y se ha vengado como sólo una maestra puede hacerlo (adivinad), se lleva a su casa los tomos de una valiosa enciclopedia que había en la escuela. Hay que entender que la acción se desarrolla en la austera Suecia rural de la Segunda Guerra; que el chaval pierde a su hermano en el frente y con él algunas certidumbres; que cuando empieza su aventura no sabe de qué va eso de hacerse adulto… Bien: lo aprenderá rápido, casi tan rápido como perderá ese instante en el que las cosas le revelaban su inusitada belleza, en el que todo estaba “bien hecho”.

Lola Ce
Lola Ce

3 Comemtarios

  1. Daniela

    Bella película y bello comentario, Felicidades

  2. GERMAN

    QUIERO VERLA

SUSCRÍBETE

¿Quieres recibir en tu correo notificaciones cuando publiquemos artículos nuevos?

Escribe tu dirección aquí:


Al pulsar ENVIAR declaro haber aceptado expresamente nuestra Declaración de Privacidad