Historias de algunas (y algunos) valientes

Franco Nero y Vanessa Redgrave, las segundas partes también pueden ser buenas

La historia de Franco Nero y Vanessa Redgrave es bien curiosa. Empezaron a salir en los sesenta, cuando ella tenía 30 años y él 25. Ella aún lloraba por su fracasado matrimonio con Tony Richardson, el padre de sus hijas Natasha y Joely; él era un guaperas que estaba empezando, aunque ya había probado las mieles (es un decir) de rodar con John Huston.

Coincidieron en el plató de Camelot, de Joshua Logan, y fueron pareja muy poquito tiempo, el justo para tener a su hijo Carlo. Después, la vida les llevó por caminos distintos, y así, mientras él no paraba de trabajar pero casi no acertaba ni una, ella engrosaba su lista de grandes títulos y de intocable: como le pasaba aquí a Fernando Fernán Gómez, hiciera lo que hiciera lo hacía bien, y si no se pasaba por alto como si nada. Un día, 35 años después de su ruptura, se reencontraron y se casaron, cosa que no habían hecho la primera vez que salieron, y ahí siguen, ocho años después, inmunes al paso del tiempo y de las desgracias familiares, que a ella le han dejado sin sus hermanos y sin su hija Natasha, que falleció tras un accidente de esquí y dejó desconsolado a su viudo, Liam Neeson.

s -->

Me cuesta imaginar a Franco y Vanessa, esas fieras declaradas para asuntos del amor, ejerciendo de abuelos y echando una mano a Liam cuando se quedó solo y con dos hijos pequeños, pero eso es lo que hicieron: instalarse en el domicilio del actor durante bastante tiempo. Por lo demás, en esta segunda parte de su vida han rodado juntos una película que podría haber sido parecida a su propia historia, si no fuera porque no está a la altura (Cartas a Julieta) y él ha sido redescubierto para las nuevas generaciones gracias a Django desencadenado, de Tarantino.

Lola Ce
Lola Ce

9 Comemtarios

  1. Rosana

    Siempre los vi de mayores, el vídeo me ha dejado muerta.

  2. Celia C.

    Siempre la he visto a ella como una mujer muy mayor, no podia imaginarla asi como tú la muestras aquí. Cuánta clase y personalidad.

  3. Alice

    Franco Nero – Lancelot en la película Camelot está bellísimo, tiene unos ojos increíbles, cómo no se va a enamorar Vanessa?? nunca me olvidé de esa película por Franco Nero

    • Lola Ce Lola Ce

      Tienes razón,ahí estaba increíble, aunque en personalidad y señorío ella es única. ¡Y qué actriz!

  4. Dany

    Los recuerdo muy bien cuando actuaron en Camelot , Vanessa estaba en el esplendor de toda su belleza ( no exagero cuando digo que de joven era como la Greta Garbo ) por su parte Franco aún no portaba su bigote y tenia un aire muy parecido al otro guaperas Alain Delon , también los vi cuando asistieron a la entrega de los Oscares ya como pareja , para ese entonces ella lucía tremendos anteojos y ya se veía mayor que él , y más alta también , nunca me imaginé que después de 35 años y la infinidad de romances que tuvo él , volvieran a estar juntos , me sorprendí mucho cuando me enteré , tal vez ella nunca dejó de amarlo y tal vez él comprendió que su desenfrenada vida de mujeriego solo lo estaba conduciendo a una vejez solitaria , o quizás se dió cuenta que de todas las mujeres que conoció , ninguna fue como ella , como sea el caso , un amor juvenil que renace en la vejéz solo es posible porque nunca murió , a pesar de los años y aunque ya no sean jóvenes ni hermosos como alguna vez lo fueron , pues espero que ahora él se pueda portar mejor , que ya no está como para volverla a perder , y no estoy seguro , pero creo que la pelicula donde volvieron a actuar juntos la dirigió el mísmo hijo de ellos , Carlo Nero

    • Lola Ce Lola Ce

      Creo que te refieres a El excluido, pero en esa época no habían vuelto, al menos oficialmente. Supongo que el hijo se las arregló para juntarles. Gracias por tu comentario.

  5. Proby

    Lo de que Franco Nero “casi no acertaba ni una” es una estupidez. Franco Nero ha hecho muchas buenas películas.

    • Lola Ce Lola Ce

      Ha hecho algunas buenas películas, claro que sí, pero son muchas más las menores, y cuando lo rescató Tarantino estaba totalmente olvidado. En todo caso, nada que ver con la carrera y el prestigio de Vanessa, me temo.

SUSCRÍBETE

¿Quieres recibir en tu correo notificaciones cuando publiquemos artículos nuevos?

Escribe tu dirección aquí:


Al pulsar ENVIAR declaro haber aceptado expresamente nuestra Declaración de Privacidad