Historias de algunas (y algunos) valientes

Elsa Pataky y Chris Hemsworth, sin complejos

Elsa Pataky y Chris Hemsworth son una pareja de cine, nunca mejor dicho. Guapos, ricos, famosos, han formado una familia y se dedican al cultivo de su cuerpo y a llevar una vida sencilla en Australia, lejos de Hollywood. Huérfanos de parejas diez como estamos desde que Brangelina rompió, ellos han tomado el relevo. Elsa y Chris en la playa, Elsa y Chris con sus niños, compartiendo sus avances a través de Instagram o contándonos cuánto cuidan su alimentación. Son la pareja perfecta y aunque en todas las informaciones se desliza que ella es siete años mayor que él, hay consenso en que esto no se nota y no tiene la menor importancia. ¡Bien! Aunque no puedo evitar recordar que en las relativas a Brad y Angelina, por ejemplo, apenas se mencionaba que él era 11 años mayor que ella, igual que en las de su amigo Georges Clooney y Amal, que se llevan 16 años.

Chris Hemsworth me gusta por razones obvias, y Elsa porque no se siente intimidada ante su guapo marido ni, por supuesto, por la pequeña diferencia de edad que hay entre ellos. De hecho, una vez le preguntaron sobre esto y su risueña respuesta fue que no sólo no se notaba, sino que, como se cuida tanto, a menudo le decía a él que tuviera cuidado, que cualquier día iba a parecer que era ella la más joven de la pareja.

Esa es la actitud, no dejar que viejos prejuicios o complejos nos intimiden. Incluso cuando la realidad, tozuda, nos recuerda de vez en cuando la diferencia con que se juzga a mujeres y hombres en tantos ámbitos. Y es que aún alucino cuando pienso en el ejemplo que, sin querer, este matrimonio nos ha dado recientemente. Resulta que ambos subieron a su Instagram, por separado, un breve vídeo de uno de sus hijos trepando por el frigorífico para llegar al escondite del chocolate. Mientras para Chris todo fueron palabras simpáticas sobre “la osadía del hijo de Thor”, a ella le cayó algún rapapolvo por permitir al niño hacer algo que podía ser peligroso o por no ponerle límites. Un involuntario ejemplo de lo mucho que nos queda por avanzar.

 

Créditos: Instagram y Pinterest.

Lola Ce

Un Comentario

  1. Madre del amor hermoso, cómo está este hombre

Deja un comentario

SUSCRÍBETE

¿Quieres recibir en tu correo notificaciones cuando publiquemos artículos nuevos?

Escribe tu dirección aquí:


Al pulsar ENVIAR declaro haber aceptado expresamente nuestra Declaración de Privacidad