Historias de algunas (y algunos) valientes

Elizabeth Taylor y Colin Farrell, el romance que no lo fue tanto

No hay fotos de Elizabeth Taylor y Colin Farrell juntos, pero sí declaraciones varias del actor llamando amor a lo que sintió por la estrella de Gigante o La gata sobre el tejado de zinc. Para ser platónico, la historia llegó más lejos que otras del propio Farrell (de Liz no, que la mujer era de las que solo cruzan cierta barrera previo matrimonio, por eso se casó tantas veces).

Corría el año 2009 cuando Farrell (entonces de 33 años) estaba en el hospital en el que acababa de nacer su segundo hijo, Henry. Allí descubrió, gracias a su representante, que Taylor (de 77) estaba ingresada para que le implantaran un stent coronario y mandó sus respetos a la actriz y unas flores. Ella le permitió visitarla y así comenzó todo. ¿Todo? El actor contaría después en el programa de Ellen DeGeneres, dos años después de la muerte de Liz, que lo que había tenido con ella había sido para él su última relación romántica, aunque quiso dejar claro que para ella no fue así y que nunca se consumó: “Yo la adoraba. Era una mujer espectacular”, dijo entonces. Al parecer, ambos eran insomnes y hablaban de todo por teléfono, de madrugada. Hasta de poesía, ha dicho varias veces Farrell.

Realmente hay que echarle imaginación para ver a Colin Farrell, el mismo del involuntario vídeo doméstico o el del mítico calendario de Fotogramas, en camiseta sin mangas y marcando todo lo marcable, usar la poesía para coquetear. Pero sí, se la echo y puedo creérmelo. Los de Dolce &Gabbana también se lo creen, no en vano decidieron convertirlo en imagen de su perfume Intenso. En uno de sus anuncios, incluso, él avanzaba por un velero ignorando a un montón de chicas jóvenes para ir derecho hacia una mujer madurísima.

 

 

Imágenes: Yourtango.com y Dolce e Gabbana

Compartiendo

Lola Ce
Lola Ce

6 Comemtarios

  1. Ainsss….qué delicia de historia nos tenías guardada, Lola! Va perfecta para uno de esos días en que no lo vemos muy claro. .. Pero vaya. . Para llegar a ser como Liz me faltan varios Oscars y un par de ojos azul intenso, para comenzar!

    • Bueno… puedes verlo de otro modo: la clave estaba en las charlas, en la palabra, en la personalidad… Tengo entendido que de cine hablaban poco. Pero sí, entiendo que historias así dan alegría :)))

  2. Qué bonito el anuncio!

  3. Lola!!! Es genial. No tenía ni idea de esta historia. Tú crees que si me cruzo con el Farrell tendré alguna posibilidad? Je, je

Deja un comentario


*

1 × 4 =

SUSCRÍBETE

¿Quieres recibir en tu correo notificaciones cuando publiquemos artículos nuevos?

Escribe tu dirección aquí: