Historias de algunas (y algunos) valientes

Disfrutando de Brad Pitt

Yo supe que me estaba haciendo mayor el día que vi en la tele la película Leyendas de pasión y, cuando acabó, mi chico me preguntó qué me había parecido y no supe qué responder.

Por primera vez no me había enterado de la película que acababa de ver, estaba noqueada después de dos horas viendo a Brad Pitt y, lo que es peor, tenía una sonrisa bobalicona en la cara que no se me iba de encima, así me pellizcara o intentara pensar en algo trascendente. Así que cuando my boy me preguntó por segunda vez de qué iba la historia, comprendí que un cambio sutil se había obrado en mi interior.

Si yo, cinéfila de pro, era capaz de ver un bodrio y digerirlo solo porque Brad me alegraba la vista (malpensadas: Brad tiene unos cuantos años más que yo, pero eso da igual ahora), es que algo estaba pasando. En realidad, es lo mismo que le ocurre, por ejemplo, a Carlos Boyero y a muchos otros críticos de cine cuando escriben sin cortarse: “La película es infumable pero se soporta por la belleza de fulanita”. O a directores como François Ozon, que ha hecho una filme absolutamente prescindible como Joven y bonita solo para alegrarse la vista mientras la rodaba… ¿Querrá eso decir que hombres y mujeres somos más iguales de lo que creemos?

Todo esto me vino a la cabeza mientras mi amor, que es más joven que yo pero muy, muy listo, me preguntó por tercera vez si la película que acababa de ver era buena o mala y, solo con mirarme a los ojos, comprendió y se echó unas risas. ¿No es para comérselo?

Compartiendo

Lola Ce
Lola Ce

4 Comemtarios

  1. La película “Joven y bonita” se deja ver por el buen hacer de su director, su estética francesa y su guapísima y más bien inexpresiva protagonista. A mi encantaría que a partir de ahora las mujeres empezaran a analizar las relaciones con el sexo opuesto desde su punto de vista olvidándose de tantos clichés heredados y consiguieran obras de una belleza tan perturbadora como “Lolita” o por lo menos como “Belle de jour”, “Tormento” de Galdós o incluso algunas novelas del viejo verde Juan Valera.

    • Hombre, yo creo que alguna ya hay, ¿no? Muchas gracias por tu comentario.

      • Acabo de leer que cuando Nabocov llevó el manuscrito de “Lolita” a la editorial, el editor le respondió que sería mucho más comercial que el protagonista fuese un adolescente masculino en lugar de una chica. A ver si alguien se anima ahora a escribir un “Lolito”, Vargas Llosa intentó algo parecido en “El elogio de la madrastra”
        Fdo:”Palco de la Sevigne”

        • Es verdad. Y sí, creo que algún autor muy joven se ha atrevido a escribir “Lolito”, pero no ha tenido mucha repercusión. De todas maneras, qué lince el editor del original de “Lolita”, ¿no? Menos mal que Nabokov no le hizo mucho caso.
          Gracias, “Palco de la sevigne”. Original nombre para un blog, por cierto.

Deja un comentario


*

quince − dos =

peuterey outlet online peuterey outlet online peuterey outlet online peuterey outlet online peuterey outlet online woolrich outlet online woolrich outlet online woolrich outlet online woolrich outlet online woolrich outlet online doudoune parajumpers pas cher doudoune parajumpers pas cher doudoune parajumpers pas cher doudoune parajumpers pas cher doudoune parajumpers pas cher golden goose outlet golden goose outlet golden goose outlet golden goose outlet golden goose outlet
SUSCRÍBETE

¿Quieres recibir en tu correo notificaciones cuando publiquemos artículos nuevos?

Escribe tu dirección aquí: