Querida Agatha Christie: nunca pensé que te daría las gracias por algo que no fueran tus fantásticos libros policíacos. Que me pondría tan contenta cuando supe que, nada menos que a los 40 y en una sociedad tan cerrada...