Historias de algunas (y algunos) valientes

“Blitz”, de David Trueba: el deseo no sabe de generaciones

Supe de la novela Blitz, de David Trueba (ed. Anagrama), por una entrevista en la que decía: “Parece que el sexo con una mujer madura estuviera proscrito”. Me temí lo peor, aunque me dije a mí misma que no podía ser que el director de Obra maestra y Soldados de Salamina (hay una escena en ella que me pone siempre la carne de gallina) volviera a publicar después de siete años para quedarse en un lugar común. Y así ha sido, aunque me vais a permitir que no cuente mucho de ella, que apenas lleva tiempo en la calle.

Lo que sí puedo hacer es recomendarla, por tener un protagonista de 30 años que tiene un escarceo sexual con una mujer que le dobla la edad (Helga) y porque no elude los aspectos más duros de dicho encuentro, incluida alguna que otra reacción posterior miserable del protagonista, Beto. En una época como la nuestra, en la que parece que solo pueden ser felices los guapos, Trueba recuerda que la gente mayor e imperfecta también tiene derecho al amor y al sexo. Y que ahora, huérfanos de referencias, no nos vendría mal aprender a mirar, olvidarnos de tantos prejuicios. Como le decía a Patricia Tena en una entrevista: “Tenemos una opinión antes que una observación y eso es horrible”.

El libro resulta aún más interesante si se ve este encuentro intergeneracional como la otra cara de la penúltima película del director, Madrid, 1987, en la que encerraba en el baño durante un fin de semana a un hombre de setenta años (José Sacristán) con una chica de veintipocos (María Valverde). En ella había mucho diálogo y un poco de sexo (al parecer estaba inspirada en una anécdota real que le ocurrió al escritor Francisco Umbral). Personalmente me creo más Blitz, es mucho más rica e interesante y el autor parece haberse documentado muy bien para escribirla. Me da igual el banal asunto de si es o no autobiográfica (a ningún autor de thrillers le preguntan si ha asesinado alguna vez), pero está claro que entre esta novela y la citada película hay un abismo, el mismo que hay entre dos personas, dos escritores, radicalmente diferentes.

http://www.davidtrueba.com/wp-content/uploads/2014/08/blitz-definitiva-700×350.jpg – Portada

Compartiendo

Lola Ce
Lola Ce

5 Comemtarios

  1. Hola. Me han entrado ganas enormes de leer esta novela. Gracias por la recomendación. Saludos

  2. Como la vida misma, supongo! Todos tenemos derecho a ser felices.
    Un beso 🙂

  3. Gracias por la referencia Lola! Todos vamos hacia ahí, no entiendo que se mire a la gente mayor como si fuesen bichos raros, somos todos lo mismo: el cuerpo va cambiando, pero por dentro somos siempre jóvenes. Conozco muchas mujeres de 60 (y de 70 y de 80) preciosas y muy interesantes y vitales. Son las personas que me animan y se mantienen optimistas cuando las cosas van mal, no sé qué sería de mí si sólo tuviese amigos “jóvenes”.

    • Siempre me acuerdo de Rita Levi-Montalcini, neuróloga que fue Premio Nobel. Casi centenaria, pero coqueta y llena de curiosidad, dijo en una entrevista que lo malo no era tener arrugas en la cara, sino en el cerebro.

      Muchas gracias a ti.

Deja un comentario


*

4 × 4 =

peuterey outlet online peuterey outlet online peuterey outlet online peuterey outlet online peuterey outlet online woolrich outlet online woolrich outlet online woolrich outlet online woolrich outlet online woolrich outlet online doudoune parajumpers pas cher doudoune parajumpers pas cher doudoune parajumpers pas cher doudoune parajumpers pas cher doudoune parajumpers pas cher golden goose outlet golden goose outlet golden goose outlet golden goose outlet golden goose outlet
SUSCRÍBETE

¿Quieres recibir en tu correo notificaciones cuando publiquemos artículos nuevos?

Escribe tu dirección aquí: